Loading...

DISFUNCION TEMPOROMANDIBULAR Y DOLOR MIOFACIAL

Las articulaciones temporomandibulares (ATM), son los elementos anatómicos que permiten que la mandíbula se mueva, permitiendo la apertura y cierre de la boca.  Toman como punto de apoyo la base del cráneo, y se relacionan a ellas músculos de la masticación, y otras estructuras propias de las articulaciones como capsula articular y ligamentos que en estado de salud la mantienen estable y en su sitio.

Cráneo seco que muestra las estructuras óseas de la articulación temporomandibular derecha
 
Articulación temporomandibular en una imagen de tomografía computarizada de reconstrucción 3D

La enfermedad mas común en la ATM es el síndrome de disfunción craneomandibular, también llamada disfunción temporomandibular y anteriormente conocido como síndrome de Costen. Esta alteración consiste en un proceso crónico degenerativo de los tejidos blandos y duros de la ATM, que lleva a una constelación de síntomas muy diversos:

  • Dolor en mandíbula (mejilla) con crepitación y/o chasquido en la ATM al abrir la boca
  • Dolor de cabeza (sienes)
  • Síntomas de oído como dolor punzante, sensación de oído tapado, zumbido, vértigo y disminución de la audición.
  • En casos crónicos y extendidos, el dolor se manifiesta por contractura muscular en regiones de cuello, hombros y espalda alta.

Comúnmente los síntomas se manifiestan de modo tardío, es decir, después de muchos años de establecerse esta enfermedad degenerativa se manifiestan varios de los síntomas antes comentados . Los factores que predisponen al desarrollo de una disfunción temporomandibular son los siguientes:

 

  1. Maloclusiones
  2. Hábitos parafuncionales (bruxismo o apretamiento dental)
  3. Traumatismos en la cara, principalmente donde la mandíbula se ha visto involucrada, con o sin antecedentes de fractura. Violencia intrafamiliar
  4. Restauraciones dentales en mal estado o con interferencias en la mordida (puntos altos)
  5. Pérdida dental sin restauración
  6. Deportes de contacto (box, Tae-Kwon-Do)
  7. Stress
Malposiciones dentales como factor para disfunción craneomandibular

 

Ejemplos de bruxismo severo
Ejemplo de restauraciones dentales deficientes y perdidas dentales sin rehabilitación

 

Al degenerarse la ATM, existe inicialmente una mayor libertad de movimiento de los cóndilos mandibulares en relación con su cavidad correspondiente, lo que se conoce como desplazamiento anterior del cóndilo. Durante este movimientoqye se da con cualquier apertura forzada de la boca, la capsula articular (el tejido blando de la ATM) se pellizca entre los huesos llevando a un tronido audible solo por el paciente en etapas tempranas (crepitación). Conforme avanza la enfermedad, ese tronidopuede ser audible incluso a cierta distancia del paciente (chasquido). En esta etapa de la disfunción craneomandibular, los síntomas mencionados constituyen lo que se llama subluxación de ATM, que es cuando la articulación se sale de su sitio durante la apertura bucal y regresa al cerrar.

 

Imagen donde se muestra desplazamiento anterior del cóndilo

 

En etapas tardías del proceso degenerativo, esa cápsula articular llega a perforarse por lo que pueden presentarse magnificados todos los síntomas comentados. Además, la estabilidad de la articulación ha llegado a su límite y el paciente puede experimentar luxaciones reales de la mandíbula, durante las que es imposible cerrar la boca. Comúnmente esta situación ocurre en pacientes seniles, aunque también puede ocurrir en pacientes jóvenes.

Imágenes de luxación de la mandíbula y paciente con esta condición.

 

Se trata de una afección muy común que si bien no pone en peligro la vida, resulta ser tan molesta que el estado de ánimo estará muy alterado, e incluso la productividad en el trabajo puede disminuir. Una parte muy importante de los pacientestiene también el hábito de apretar o rechinar los dientes, habiendo incluso desgaste severo de las superficies dentales.

 

Tratamiento

 

El manejo de la disfunción craneomandibular se baja en diversas etapas:

 

  1. Identificación y tratamiento de los factores predisponentes
  2. Evaluación oclusal en búsqueda de interferencias o puntos altos en la mordida
  3. Medidas de relajación muscular, mediante el uso de férulas oclusales para aliviar la tensión de los músculos dolorosos
  4. Sesiones de laser terapéutico
  5. Tratamiento de urgencia de luxaciones mandibulares (reducción)
  6. Tratamiento de ortodoncia para mejorar la oclusión del paciente
  7. Rehabilitación protésica y oclusal
  8. Artrocentesis
  9. Procedimientos quirúrgicos en cápsula articular

 

Identificación de puntos de oclusión altos previo a un ajuste oclusal
Tratamiento con guarda oclusal
Antes y después de rehabilitación protésica de la oclusión

Es importante el diagnóstico preciso de este síndrome, ya que sus manifestaciones pueden confundirse con neuralgias maxilofaciales, cuyo manejo general es diferente al de la disfunción craneomandibular. El especialista en cirugía oral y maxilofacial por su entrenamiento y conocimiento estomatológico, lo hace el profesional mas capacitado para el diagnóstico y tratamiento de estas. El Dr. Andrés Méndez le ofrece todas las modalidades de tratamiento comentadas para esta condición

Contacto

Tel: (01)(55) 5682-6689 Mov: 044 (55) 3250-0146 Email: contacto@gnathosmaxilofacial.com Web: www.gnathosmaxilofacial.com Dirección:Dr. Jose María Vértiz # 995
consultorio 204 Col. Narvarte
(Entre Concepción Béistegui y Eje 5 Eugenia)
Del. Benito Juárez Ciudad de México C.P. 03020
Horario de atención previa cita:
Lunes a viernes 16:00 a 20:00 hrs
Sábados 10:00 a 14:00 hrs